Tus ideas, tu preferencia y tu voluntad son las que importan ahora

Tus ideas

En estos instantes, estamos en el punto clave de cambiar el hacer por el ser. Hay momentos, como nosotros llamamos, de lucidez, en los que nos vemos meridianamente en el ser y todo fluye de manera increíble. Otras veces, nuestros egos se alían y nos mandan nuevamente al hacer. Entendemos que es un mero trámite y que el aprendizaje de nuestro día tras día nos ayudará a completar nuestro proceso cara el ser, totalmente basado en el equilibrio. Ya son muchas las situaciones que cambian de manera automática cuando el ser nos invade de forma exponencial. Esa sensación es indescriptible y maravillosa.

Después de haber hecho múltiples incursiones en el abdomen a lo largo del trabajo del pectoral, llega el momento de trabajarlo de manera más específica. Es una zona altamente sensible, con lo que hay que descender suavemente y hacer una breve pausa antes de comenzar. Como toma de contacto. Su comportamiento y su actitud son un ejemplo incesante de lo que los demás podemos llegar a ser si nos empeñamos y esmeramos en sacar lo mejor de nosotros mismos, de que podemos, en nuestras relaciones, dejar atrás instintos primitivos, opiniones irracionales y emociones negativas.

La eyaculación no es la meta. Sintonice todas sus sensaciones y practique subir y bajar en su ciclo de excitación. Estás introduciendo tu pene a nuevos movimientos, ritmos y presión. Puede eyacular (durar unos segundos) o puede decantarse por permanecer en un reino orgásmico prolongado. Tienes una alternativa. Una vez que pierda la necesidad de tener una mente única para acabar siempre en la eyaculación, comienza un viaje multifacético hacia el sexo elevado, un término tántrico para acceder a los orgasmos de cuerpo entero y al potencial multiorgásmico. Hacer el amor con la pareja se convierte en un viaje, no en el destino. La atención prolongada del hombre es la clave para transformar el sexo ordinario en una unión espiritual. Utiliza la hora completa y acaba con un saludo de corazón apreciativo.

¿Por qué razón solo imaginarme, si ya tienes mi número?

Chicos, ¡ escuchen! No tiene que depender únicamente de su boca o sus dedos al efectuar sexo oral con su amante. Puesto que nuestras lenguas y dedos no fueron diseñados para vibrar, pulsar o bien virar, la mayoría de nosotros no podemos proporcionarles una estimulación ilimitada. Y, a veces, agradar a su pareja por vía oral puede ser sinceramente agotador. Los vibradores, los consoladores con puntas encorvadas para la estimulación del punto G y los estimuladores del clítoris son solo ciertos accesorios singulares de sexo oral que pueden ayudarlo. ¡Introdúzcalos en su juego oral y agregue un toque de sabor a su repertorio sexual! La cobra: esta es una postura bien conocida que es ideal para estirar los músculos abdominales y los conjuntos musculares que se extienden a la zona genital y la pelvis. Esta es una gran pose a fin de que las parejas se involucren juntas ya antes de una sesión de sexo prolongado. Acuéstese boca abajo presionando las piernas ya antes de levantarse con las palmas de las manos cara arriba para aguantar el peso de la superior del cuerpo. Debes asegurarte de comprometer tus músculos abdominales para proteger tu espalda. En el caso de que seas un principiante, debes mantener el leño y la cabeza orientados hacia delante mientras que presionas la pelvis contra el suelo. Una vez que te hayas habituado a esta postura, puedes tirar de la cabeza para mirar cara arriba, mas asegúrate de no forzar el cuello y de que tus hombros aún estén abajo. Si hallas que esto es demasiado difícil,luego puede levantarse sobre los codos con los antebrazos extendidos delante de usted. Esto no le va a dar el estiramiento profundo, pero es más seguro si ha pasado un tiempo desde que efectuó cualquier estiramiento. Recuerde que debe sostener su seguridad primero porque es difícil participar en relaciones sexuales prolongadas cuando su cuello no está alineado apropiadamente.

El arte de mentir a la naturaleza

La próxima vez que estés en una asamblea social con tu pareja, elige al hombre más atractivo de la sala y habla con él animadamente. Es una diversión inofensiva, tu objetivo es acrecentar tu confianza en ti mismo, y si tienes un amante a cuestas, eso le enseñará que podría haber un tanto de competencia … El hombre hace una reverencia y continúa por unos segundos con la cabeza gacha a la altura de las rodillas de la mujer. Es alto, delgado mas con todos y cada uno de los músculos muy marcados. Trepar por las paredes de piedra es un gran ejercicio gimnástico. Tiene el pelo ensortijado y basto, como apelotonado todo en la cabeza. Un mechón más blanco le cruza a la altura de los ojos y es de los que poco a poco acabará con ese color en toda la cabellera. El paso del tiempo es de esta forma de atroz. Si está más interesado en la subcultura de la máquina sexual, consiga una copia de Sex Machines: Photographs and Interviews, por Timothy Archibald. Vea las increíbles fotografías y lea los resultados del viaje del fotógrafo Archibald por los U.S.A. investigando y documentando la cultura de las máquinas sexuales, desde los fabricantes de grandes empresas hasta los apasionados a las máquinas sexuales.

No existe el patrón de dependencia/independencia, sino más bien de comodidad/incomodidad. La libertad encabeza la relación, mas en la concepción de libertad responsable. Ellos viven con auténtica comodidad por el hecho de que todo lo que sucede toma base en la más profunda confianza. Claro, les pregunto si no temen al engaño o bien la infidelidad, y me contestan que es un riego que puede ocurrir mas que deciden fundamentarse en que aun eso van a ser capaces de explicarlo haciendo alarde de la virtud de la autenticidad que les caracteriza. La sinceridad no es una alternativa puntualizan. Es una obligación que nos autoimponemos. Si bien las noticias sean malas. Y una pareja, si se conoce, sabe qué debe explicar obligadamente y qué no es imprescindible contar. Y las relaciones íntimas con otros forman de lo obligado a explicar.

Me llamo Brenda y soy una morenaza de larga melena, labios sensuales y mirada muy provocativa

Probablemente puede haber diferentes situaciones que han llevado a esta diferencia. Por un lado todas las campañas de protección del animal y por otra tal vez una cierta insatisfacción o bien contrariedades en las relaciones lo que posibilita buscar opciones alternativas como la mascota. Desde mis comienzos en este mundo de la seducción, siempre y en toda circunstancia estaba a diario practicando y asimismo probando rutinas que aprendía de los famosos artículos de gurús de seducción. Siempre y en toda circunstancia estaba la red bombardeada de rutinas y diferentes técnicas de lenguaje para cautivar mujeres, pero una vez vi un video de una persona a la que no recuerdo su nombre exactamente, más aun solo recuerdo lo que dijo, y esa oración calo tan profundamente en mi ente subconsciente, que empecé a l evarlo a la práctica. Bueno ahora que escribo estas líneas verdaderamente recuerdo quien fue, si fue Mystery, en uno de sus videos dijo la siguiente frase, aunque tengas una o dos rutinas debes practicarlas hasta el momento en que sean algo natural en ti, y más aún practicarlas hasta que sean altamente eficaces, utilice únicamente una rutina y esa rutina la probé con decenas de mujeres, empezando por mis colegas, y después en la cal y también, la rutina consistía en una lectura en frio l amada el juego del animal. En otro artículo l amado mis rutinas básicas y poderosas explicaré en más detal y también de que se tratan, solo les puedo decir y afirmar por mi experiencia, que solo desarrol ando un guión, como un actor practica cientos y cientos de veces este guión hasta que se convierte en la entrega ideal de información y mejor aún, que causa el efecto que tu 77

Sin ir más allá, hace apenas unos días brincaba a los diarios la nueva de que los bomberos londinenses habían lanzado una campaña para advertir de los riesgos del mal empleo de determinados juguetes sexuales. Esposas, vendajes, anillos de acero… son múltiples los instrumentos para la práctica del BDSM que han provocado en los últimos tiempos que ciertos experimentadores de nuevas sensaciones, seguidores posiblemente del fenómeno Grey hayan quedado atrapados de alguna forma por dichos instrumentos y hayan tenido que recurrir a los servicios de emergencias para ser liberados de ellos.

Haga las contracciones lo más concentradas posible y concéntrese en las sensaciones físicas. ¡Ciertas personas encuentran que levantan sus cejas de manera involuntaria! Aprende a relajarte entre las contracciones. La relajación es tan importante para su control como la contracción misma. Es esta capacidad para controlar y relajarse lo que le permite prolongar el acto sexual durante el tiempo que desee sin la eyaculación. Al sentirme estafado en mis propósitos y hacer el pardillo como podéis imaginar mi actitud hacia ella cambio radicalmente, pase de procurarla en el trabajo, de darle charla y enseñar interés, a un puro pasotismo y casi a estar algo borde con ella. ¿Es normal no? Que pensaba ¿que me iba a dar un palo y que iba a proseguir como perrito que prosigue a su dueño? ¡Ja! eso es lo que le hubiera gustado a ella, y me lo demostró con su actitud.

Debe sostener el ritmo

Debemos hacer que se sienta insegura y segura de una vez. ha de estar enojada y excitada simultáneamente, con nuestra tonalidad, lenguaje anatómico y nuestra profunda lujuria. Esto no se hace a través de palabras o interacción social, sino más bien en un nivel absolutamente subconsciente. La mayoría de los hombres usa de forma incorrecta el condón. Eso en el mejor caso, ya que la mitad prescinde de él precisamente por culpa de su inseguridad. Una cuarta parte de las españolas no lo emplea en el primer encuentro con un hombre. Recuerdo un comentario de un hombre que conocí, buena persona y sobre todo centrado, cosa rara hoy día. Separado desde hacía unos 5 años y que, habiendo pasado por 2 relaciones siguientes erradas, todavía estaba dispuesto a procurar atinar, si bien, claro, ahora iba con pies de plomo. Tras comentar con él los párrafos precedentes, me dijo: Sí, claro, pero es que la oferta es tan amplia que es difícil concentrarse, y si te cuesta si bien sea un poquito, te buscas a otra. Yo, personalmente, no pienso de este modo, soy un ratón de un solo orificio, mas mis amigos sí. Para mí, lo peor es que cuando creo que la relación va por buen camino, me percato de que la escort no tiene claro el llegar a dar un paso más, entonces, muy a pesar mío, tiro la toalla. A estas alturas de la vida, no estamos para perder tiempo.

Publicada el
Categorizado como Sexo